METAL GEAR SOLID, de PS1… uno de los juegos con los que más he disfrutado.